- Publicidad -
NacionalesOpiniones

Jamás una Vicepresidenta dio para tanto, sigilo y tacto, Raquél Peña

Cuando Raquel Peña, la Vicepresidenta, aparece abrazada a los delíveris, ésos correcaminos a dos llantas, los motoristas, a quienes la oposición política quiere utilizar como “fakes”, noticias falsas, en acción desesperada para captar votos. Para la Vicepresidenta Peña, ESO no es un incidente más.

La Vicepresidencia es un cargo que, desde siempre, según la Constitución, en ausencia del Presidente lo reemplazará. Así ocurrió con el primer vicepresidente a Felipe Benicio Alfau Bustamante, de triste recordación como desleal al General Juan Pablo Duarte, y elegido por Pedro Santana como vicepresidente interino, cuando éste tuvo que viajar al extranjero.

Doña Raquel ha agotado cuatro años entregada a ser delegada del presidente Luis Abinader, aquí, y en cualquier lugar, en la cercanía, o cruzando la mar. Abinader jugó a todos los números con su escogencia, y se la sacó en la lotería política. ¡Qué mujer que ha sido útil al gobierno que termina, por cumplir con su país!

Peña decidió en su primavera como política. Cuando se sumó al tren dirigente de aquel Sector Externo de Hipólito Mejía, que lideraba Sergio Grullón, su cuñado, por ser el esposo de Chabela, la única hermana del candidato Mejía. Grullón, no menos sereno y discreto que la hoy Vicepresidenta, en afán de reelección.

¿Refugiados haitianos en territorio dominicano? Ella, desplegando sigilo y tacto, cuando en la calle la asaltan para que opine, sólo dice: “la solución a las dificultades de Haití, no está en la República Dominicana…”

Para ella, los aportes de las mujeres en el desarrollo del país, son un legado de coraje que resuena en nuestros corazones. Remarca que la transparencia ha sido la principal estrategia contra la corrupción en el actual gobierno.

Se aparca en Suiza, para definir que Latinoamérica vive un momento clave, durante la 54 reunión anual del Foro Económico Mundial, cuando se pronuncia contra el lavado de activos y el narcotráfico. Es la segunda ocasión en que representa al país en ese escenario, en Davos.

Los empresarios del CONEP es a ella a quien le entregan sus propuestas como canal de transmisión hacia Abinader.

Si tiene que ir a la región fronteriza a inaugurar obras de construcción, allí, va. Cuantas veces la deleguen. A la Batalla de la Fe dice presente. Cuando, presente en el Tribunal Constitucional no teme defender al presidente de ese organismo, zaherido por algún postulante que no encuentra su lugar preciso, y califica al juez de “ser dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD)”. Quien pida más entereza de ánimo a la Vicepresidenta, no es más que un gandío.

Si a ella la delegan para compartir un almuerzo con residentes de La Victoria y Villa Mella, ahí, está. Luis Miguel De Camps, presidente del PRSD, destaca el desempeño de Peña en el tren gubernamental, para resaltar su repostulación al cargo. Y ella, como el presidente Abinader, aparecerán en más de 19 recuadros ofertados a los electores en la boleta, el 19 de mayo. Es ella quien opina que cada acción de violencia contra la mujer es un grave problema de Estado, por lo que debe ser erradicada.

Se traslada a Nueva York, con policías y estudiantes, allí, deja establecido que la diáspora es ejemplo de trabajo para el país, y se extiende a Miami, a recibir las llaves del Condado de Miami-Dade.

Lo mismo que inaugurar obras públicas, como que la pongan al frente del Directorio del Gabinete Eléctrico. Opiniones encontradas sobre vicepresidenta Raquel Peña en Gabinete Eléctrico. Allí, dice que Energía y Minas es fundamental que enlace al Presidente con el sector. Cuando unos piden que se castigue por sus críticas hacia el país a Mario Vargas Llosa, ella se afinca y dice la distinción hacia esa figura, fue muy bien pensada. En cualquier sitio, ella es un punto de equilibrio.

Peña explica cómo la aduana dominicana se ha convertido en una institución modelo. Ella suele ser un apaga fuego persistente en cada ocasión.  Ante conflictos distintos, como con los médicos que presionan por diversas causas. Dice se hizo «justicia» con condenar al asesino del Ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera. Y también informa que se investiga por qué no se pagó a tiempo a quienes trabajaron en los trabajos del Censo Nacional de Población

Viaja a Corea del Sur, tras visitar Japón, en busca de traer nuevas inversiones en lo tecnológico, en energía, en la banca. Rinde tributo a caídos por la bomba atómica en Hiroshima. Raquel Peña visitó esta ciudad como parte de su viaje a Japón. Viajará también a Panamá. Raquel Peña participará como oradora en Expocomer. Alrededor de 1,500 empresarios se reúnen con ella en el XIV Encuentro Empresarial Iberoamericano.

¿Quién más apropiada, para decir que, en el Gobierno, “no es hablando que nosotros estamos gobernando, es trabajando? Nuestra tarea es seguir perfeccionando la democracia”, proclama al participar en la apertura del “Congreso Internacional Partidos Políticos, Democracia y Derechos Políticos”.

Equilibrada, sin prejuicio. No parece política. Raquel Peña pondera la figura política de Abel Martínez, alcalde de Santiago y aspirante a la candidatura presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), cuando coincidió con el edil en el acto inaugural de la feria multisectorial Expo-Cibao 2022. También, la Vicepresidenta responde a Leonel Fernández: “No nos vamos a desenfocar”. El expresidente acusó a la administración de Abinader de no reconocer la crisis que predica vive el país en todos los órdenes.

Viaja a Roma y ve al Papa Francisco, a quien le solicitó unirse en oración por la salud y el bienestar de todo el pueblo dominicano, la paz mundial y el cese de conflictos que afectan la humanidad. Y también le pidió al Papa Francisco unirse a la petición del presidente Luis Abinader, de que la comunidad internacional acuda al llamado de asistencia y ayudas al pueblo haitiano.

Viaja a Qatar y sabe que por ahí vendría turismo, zona franca, sector inmobiliario, según las noticias que trae. Y comprar rubros desde República Dominicana. Raquel Peña asistió a Expo Dubái 2020, por el Día Nacional de República Dominicana. Peña asistió en representación del presidente Luis Abinader. Propone alianza público-privada para enfrentar aumentos de precios en la canasta básica. «Les hago la propuesta para poder seguir garantizando el desarrollo y crecimiento social de la República Dominicana», les dijo a empresarios.

Raquel Peña, entre importantes líderes internacionales en toma de posesión de la Presidenta de Honduras, Xiomara Castro.

Vicepresidenta Raquel Peña asume presidencia de República Dominicana con en el momento preciso, como cuando Abinader viajó a la toma de posesión del gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, en enero del 2022. No sería la primera ni la última vez. También cuando Abinader fue a Nueva York, para participar en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y cuando viajó a Principado de Andorra, España, para participar en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. El presidente Luis Abinader viajó a Madrid, España, para participar en la Feria Internacional de Turismo (Fitur 2022) y el timón del gobierno quedó en manos de Peña. Todo, mientras seguía al frente de la campaña VacúnateRD, contra el Covid19, sobre el lomo de las vacunas Covishield, AstraZeneca, Pfizer y BioNTech, Novavax, Sanofi, primero. Y luego, la china de Sinovac. Sacando vacunas hasta de debajo de las piedras, según ordenó Abinader, ya que los países ricos las estaban acaparando.

En sus funciones no suele distraerse desde siempre. La vicepresidenta rehusó hablar sobre las razones por las que el presidente Luis Abinader destituyó a Plutarco Arias, como ministro de Salud. Momento duro, y tan pronto, el médico denunció lo que nunca parece que ocurrió: que “al aproximarse la fecha del 27 de febrero del primer año de gobierno, había diversos sectores interesados en repartirse el presupuesto del Ministerio de Salud, quienes han desatado una andanada de mentiras, críticas, extorsiones y chantajes”. Raquel fue cautelosa al hablar sobre la destitución de Plutarco: “A nosotros, nada nos va a desenfocar, porque si nos desenfocamos, entonces, vamos a perder nuestro objetivo, y nuestro objetivo, señores, hay solo uno en el mundo entero, y es salir lo antes posible de esta pandemia”.

El cantante El Prodigio, ante la rigurosidad dispuesta para combatir la pandemia, salió a cantar: «Pero Raquel… Raquel, déjame salir. No seas mala Raquel, no seas mala mi Raquelita». Y Raquel acabó con el Covid, siguiendo a Abinader y con un ejército servicial atrás. Raquel Peña: flexibilizar el toque de queda dependerá de la evolución del COVID-19.

La prensa diría que Raquel Peña empezó dando cátedra de estilo. La vicepresidenta pasó de dar clases de administración a dar lecciones de estilo. Un estilo de sigilo y tacto, todo el tiempo, como que el hábito (la Vicepresidencia), no hace al monje. La Vicepresidencia no la lleva a ella. Ella lleva la Vicepresidencia, durante toda la primera etapa de cuatro años.

¡Qué mujer!

- Publicidad -

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Estas usando un bloqueador de anuncios!

Desactiva tu bloqueador de anuncios para poder leer nuestras informaciones. Gracias de antemano!