Opiniones
Tendencia

San Francisco de Macorís

Por Augusto Duarte Camilo

Si por algo debo dar gracias a Dios es por ser descendiente de la estirpe de una familia como la del Patricio Juan Pablo Duarte, dotado de un prodigioso humanismo, y ser hijo de un pueblo como San Francisco de Macorís, musa del patriotismo de la libertad y del honor donde los revolucionarios se dan como las verdolagas.

San Francisco de Macorís, tiene el sacrificio más alto en sangre por su lucha revolucionaria, esta comunidad tiene sepultado en su cementerio los mejores hijos como tesoro inagotable de su redención.

Esta legendaria y aguerrida comunidad que parece haber sido tocada por Temístocles, héroe de la batalla de Salamina.

Por ende, la lucha que viene llevando a cabo este pueblo no puede ser porque la ciudad está llena de basura y las calles en mal estados, no puede ser porque no tienen agua, ni energía eléctrica, porque quieren un puente y un motón de cosas más, lo importante es buscarles soluciones a los males sociales, de las masas desposeídas de una clase explotada, que necesita ser reivindicada, de esos males históricos de un sistema político explotador, inhumano empresarial y una oligarquía burguesa rancias, que es la responsable de todos los males que vienen arrastrando estos pueblos hambrientos, sin esperanza, “Los problemas sociales de los pueblos no se resuelven nunca, ni con él olvido ni con el silencio, es con la lucha y combatiendo” Por lo tanto, nunca ningún pueblo sea liberado, sentado sobre la silla de su miseria y su hambre.

Los pueblos son grandes cuando cubren con su sangre el camino de su libertad de lo contrario, son pueblos esclavos de un sistema y sin destino. El pueblo de Macorís no es sumiso es un adalid de la rebelión ¿Por qué yo lo digo? Porque soy hijo de él y luché contra la satrapía de la tiranía de Trujillo, en el glorioso 14 de junio en la clandestinidad donde fui brutalmente torturado. Yo fui el primero, que se levantó en armas en ese pueblo un 26 de enero de 1962 y también combatiente en la guerra de abril del 65, al lado de los comandantes Barahona, Manuel R. Monte Arache, Daniel Ozuna, el Rana Santiago y Napoleón Vargas y con los gloriosos militares constitucionalista de nuestra Fuerzas Armadas que son los testigos más puro que tiene nuestra historia en defensa de su soberanía, pues repito que me siento orgulloso de mi pueblo natal San Francisco de Macorís, tenga un movimiento que defiende las necesidades de los problemas que tiene el pueblo, me siento comprometido de apoyar la lucha de protestas que el pueblo haga. Las estrellas que hay en el firmamento, son los combatientes que han caído luchando por los derechos de ese martirizado pueblo Musa del Patriotismo San Francisco de Macorís.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − once =

Botón volver arriba

Estas usando un bloqueador de anuncios!

Desactiva tu bloqueador de anuncios para poder leer nuestras informaciones. Gracias de antemano!