- Publicidad -
Locales

Osiris de León califica como preocupante inobservancia a las normas en construcciones de edificaciones en Zona Colonial

Santo Domingo – El ingeniero geólogo Osiris de León calificó como muy preocupante varios
aspectos observados en los alrededores del colapsado edificio que aloja la sede del Colegio
Dominicano de Ingeniero, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), cuya edificación sufrió un
derrumbe la semana pasada.
Explicó que al lado del CODIA hay un solar cuya inclinación es hacia el Mar Caribe y que
quienes planean construir una edificación en el lugar pretendían nivelar el terrero e
hicieron varios cortes y al hacer esos cortes, lo hicieron justo al ras del edificio del CODIA.
“No se conformaron con acercarse al muro del CODIA sino que cavaron por debajo de la
zapata y dejaron la zapata en el aire. Donde colapsa el muro es justo donde la excavación es
más profunda, tiene tres metros del lado norte y unos 30 centímetros del lado sur”, observó
el profesional de la ingeniería geológica.
Observó que hubo una falla grave de Patrimonio Monumental, pues este organismo debió
de estar supervisando permanentemente los trabajos que allí se realizan.
Dijo que la obligatoriedad de la supervisión debe ser porque no solo se trata de una
edificación que alberga al CODIA, sino de que ese edificio es un patrimonio colonial “y
forma parte del patrimonio cultural, histórico y arquitectónico”.
“Por tales razones aquí no debe venir cualquier persona a aplicar sus propios métodos, sus
propias metodologías, sus propios criterios, porque esto sería violatorio a todos los
preceptos legales y procedimentales”, observó el ingeniero Osiris de León al ser
entrevistado por Manuel Jiménez y Yulibelys Wandelpool, en el programa Propuesta de la
Noche que se produce en Digital 15 de Grupo Telemicro.
El Niño y La Niña.- Por otro lado, el ingeniero Osiris de León se refirió a la diferencia entre
los fenómenos La Niña y El Niño.
"El Niño es parte de un fenómeno que tiene que ver con variaciones tanto en el océano
como en la atmósfera. Si lo resumimos mucho, podríamos decir que El Niño es la fase cálida
de un evento climatológico y La Niña, su fase fría. Pero es mucho más complicado que eso",
explica Osiris de León.
Refiere que son fases opuestas de un complejo patrón meteorológico tan poderoso que
puede alterar la temperatura global y causar efectos atmosféricos muy extremos en todo el
planeta.
Explica que el Niño suele darse más frecuentemente que La Niña y ambos pueden durar la
mayor parte del año, o incluso más.
“Cuanto tú tienes el fenómeno de La Niña implica amplio contenido de humedad en el
Atlántico y bajo contenido de humedad en el Pacífico. Por eso ahora tú tienes sequía en

California, en el oeste de México, en Perú, en Chile, en Ecuador, pero tiene lluvias
abundantes aquí en el Caribe y en Centro América”, observa.
Recuerda que la presente temporada ha sido permanentemente lluviosa y citó que antes
veíamos sequía en la cuaresma y que ahora es todo lo contrario, tenemos cuaresma
lluviosa.
“Porque ahora tenemos el fenómeno de La Niña que va a durar hasta julio o tal vez hasta
comienzos o mediados de agosto”, observó el ingeniero Osiris de León.
Dijo que siempre que tangamos La Niña en el Atlántico vamos a tener un elevadísimo
porcentaje de posibilidades de fenómenos meteorológico y siempre que tangamos a El
Niño, entonces vamos a tener menores posibilidades.
Es así que, según Osiris de León, El Niño y La Niña son contrapuestos.
"En el mar mismo, cuando una zona se calienta, la otra se enfría; hay un balance y los
cambios incluyen en varios continentes causando, por ejemplo, sequía en África y lluvias en
América. Altera todo el clima", concluye Osiris de León.

- Publicidad -

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Estas usando un bloqueador de anuncios!

Desactiva tu bloqueador de anuncios para poder leer nuestras informaciones. Gracias de antemano!