- Publicidad -
Opiniones

La Nación está al Garete

Sin lugar a dudas que la nación se encuentra hoy al garete como un ave que perdió su nido.

El país se debate en un porvenir incierto, inseguro, la nave de la nación navega sin rumbo no se otea en el horizonte un líder que sea un timonel capaz de guiar la nave de la nación a un puerto seguro estamos en medio de un mar proceloso sin brújula y sin rumbo para llegar a un puerto seguro donde se pueda salvar la nave de la nación ante la envestida de un naufragio donde la misma sucumbiría.

En un país donde no hay ley, donde no hay seguridad, la justicia es una abulia, donde lo que impera es el caos, donde no se respeta la autoridad, los encargados del orden público como la policía auxiliare de la justicia son irrespetados donde lo mismo son maltratados físicamente a galletas, a trompadas, a patadas, amenazados por arma de fuego, diciéndole palabras obscenas impublicables, lanzándole vehículos encimas con fines de matarlo, nadie tiene su cabeza segura en este país, porque estamos frente a un gobierno indolente que no le importa para nada lo que está pasando en la patria de Duarte lo que muy bien podríamos señalar que aquí no hay gobierno, donde la corrupción se está apoderando del país como una pandemia maldita ante una nación al garete, a los militares no se les respeta son desconsiderados, donde se le acusa de narcotraficante y delincuente, están perdiendo su esencia como militares y también su hegemonía, no tienen respaldo, ellos son la presea más digna y pura de la patria la que debemos conservar, en ellos descansa la soberanía de la nación y la garantía del pueblo dominicano.

Aquí la política la han convertido para enriquecerse utilizando la astucia del robo, la estafa, la prostitución, el lavado, la corrupción convertida en un símbolo nacional, el crimen y la política, y otros medios fraudulentos donde reina el desorden y el caos, la desidia, la incertidumbre, la ley es nula donde los sentimientos de la patria y la religión han desaparecido. El senado y la cámara de diputados son una vergüenza para el país pues adolecen de capacidad para ser representante de ese acto tribunal pues son verdaderos animales rumiante que se alimenta con hierva, lo mejor sería para bien de la patria desmantelar ese cubí de serpiente como es el senado y la cámara de diputados donde lo mismo se embolsilla cada dos años la friolera suma de miles de millones de pesos por concepto de exoneraciones el barrilito y el cofrecito ¿Y eso no es corrupción?

¿Qué otra forma de gobierno puede darse este pueblo, esta sociedad si no es la forma de un gobernante que defiende los intereses más sagrados de la nación? Un gobierno que gobierne de verdad. Los dominicanos queremos un gobierno fuerte, de modo que podamos sentir la seguridad que hoy adolecemos de ella producto de un gobierno débil y sin carácter.

Que con verdaderas leyes reglamentar la vida política de nuestros súbditos, como si cada uno de ellos formara parte de los engranajes de una maquinaria.

En cambio, las sociedades desde su mismo origen necesitan transformaciones. El término transformación posee significado a las ciencias físicas y al cambio humano. Literalmente, transformación significa cambio de forma, reestructuración.

Las transformaciones matemáticas, por ejemplo, reformulan un problema en término nuevos de modo que puedan ser resuelto. Una sustancia, al transformarse, está adopta una naturaleza o una característica diferente, como cuando el agua se convierte de un estado líquido en un sólido o gaseoso. Y, por ende, hablamos de transformación aplicada a la sociedad de las masas y de los pueblos podemos aprender a fomentar saludablemente nuestro propio cambio.

Por eso Pitágoras decía que el hombre tiene necesidad de un amo y debe someterse a un orden, señalaba Pitágoras. La anarquía es el peor mal para un orden y para la sociedad humana, por lo que es preciso un gobierno con puño de hierro que haga cumplir y respetar las leyes, pues de lo contrario la anarquía y el caos se adueñaría de la nación la que se encuentra al garete.

- Publicidad -

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − uno =

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Estas usando un bloqueador de anuncios!

Desactiva tu bloqueador de anuncios para poder leer nuestras informaciones. Gracias de antemano!