- Publicidad -
Opiniones

La Nación Bañada en Sangre

Quebrantada la nación hoy por la sangre derramada y la violencia desatada en contra de una sociedad sin seguridad.

Esta matanza desenfrenada se puede comparar con los crímenes cometidos en la sangrienta tiranía de Trujillo, que convirtió el país en un cementerio personal, como fue el crimen cometido contra Virgilio Martínez Reyna en Santiago y su esposa en estado de gestación. Donde el pueblo era asesinado sin contemplación por una policía de sicario para sembrar el terror y el miedo sobre una población atemorizada, hoy esa misma policía continua con lo mismo método del pasado imponiendo el miedo a un pueblo que se encuentra en estado paranoico por esa situación, que como ave agorera ha llenado de negro presagio a un pueblo lleno de terror y ahogado en sangre, que se ha apoderado del país como fantasma siniestro de muerte.

El pueblo fue víctima de una estafa de un cambio lleno de mentira, porque no era eso lo que el pueblo quería, pues ese llamado cambio lo que ha traído es dolor, sangre y luto a un pueblo que le ha caído como una pesadilla el cambio, solamente se podría comparar con la divina comedia de Dante, pues precisamente lo que está viviendo esta nación sentenciada por una cruel brutalidad humana, no hay duda que estos hechos aberrantes sean como una caja de pandora.

Con un presidente lleno de miedo y atemorizado, de lo contrario se desatarían los infiernos del averno y ninguna cabeza en este país estaría segura. Solamente un hombre con la estatura de un Temístocles héroe de la batalla de Salamina, podría salvar a la nación de la barbarie que se ha apoderado de la nación que se cierne sobre el cielo de Quisqueya como relámpago siniestro anunciando lo presagio que vienen.

Delante de un pueblo esperando la sentencia de una reforma fiscal en el hacha de un verdugo que le cortará la cabeza a lo estilo de Luis xv príncipe de Capeto y María Antonieta, decapitado en la guillotina de Robert Piere y Daton, de lo contrario no podemos esperar otra cosa que lo funesto presagio de un gobierno indolente que no le importa para nada el devenir incierto por el cual está atravesando una sociedad sentenciada a muerte por un sistema empresarial que no conoce otra igualdad que no sea la de explotar a la clase obreras inmisericordemente convirtiéndolo en su víctima, este sistema empresarial convertido en verdadero anticristo inmoladore de judas discípulos del averno. Solamente un milagro podría salvar al pueblo dominicano de semejante tragedia como la que está viviendo el pueblo que no tienen quien lo defienda de un destino sin esperanza en una nación que no lo merece.

Por el camino que nos están llevando, no hay duda de que la nación arderá al igual que ardió Roma cuando Nerón la incendió, hace mucha centuria de esta tea incendiaria la que hoy podría muy bien repetirse en esta nación, la tierra que con su sangre ilustre de prócer Sánchez santificó. Es posible que esta América sacrificada por una política aberrante de explotación y de exterminio hará que hagan tronar de nuevo los cañonazos de Ayacucho y sonar los clarines de Boyacá, como fueron estremecido los muros de ciudad nueva en la contienda bélica de abril, como testigo implacable de nuestra historia.

Un pueblo ahogado en el hambre, la miseria y el desempleo, son estos los motivos que llevan a estos pueblos a que se revelen a la ignominia que son sometidos por una política inhumana de bárbaros que ahogan en sangre a los que luchan buscando mejor forma de vida ante una política verduga empresarial burguesa y oligarca, que va convertir a estos pueblos de américa en momias insepultas sin enterrar, pues sin lugar a dudas que la reforma fiscal es un trance al abismo que se asoma como cabeza de medusa al infortunio de este pueblo hoy bañado en sangre.

- Publicidad -

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Estas usando un bloqueador de anuncios!

Desactiva tu bloqueador de anuncios para poder leer nuestras informaciones. Gracias de antemano!