- Publicidad -
Opiniones

En veremos la construcción de la Presa de Cola en Yamasá

Mi observatorio

POR LUIS D. SANTAMARIA
El autor es periodista. Reside en Monte Plata.
El presidente Luis Abinader ha dado un golpe mortal a las pretensiones
de la multinacional minera Barrick Gold de construir una Presa de Cola en la
zona de Yamasá, provincia Monte Plata al declarar parque nacional a la loma
Siete picos.
Con esa medida, el mandatario se pone prácticamente de acuerdo con
la exigencia de los habitantes de la provincia Monte Plata que desde un
momento se opusieron a que la empresa minera construyera una presa de
cola en la zona.
Qué bueno que así se ha hecho porque con el rechazo a la construcción
de la presa de cola en terrenos del parque nacional Loma Siete Picos se
evitaría la muerte de miles de personas a causa de la contaminación que esta
generaría en ríos, arroyos, cañadas y demás fuentes de agua de la zona.
Un proyecto inviable en Yamasá
Experto ambientalistas han estimado que el proyecto de construcción
de la presa de cola de la Barick Gold sobre el río Cuance en Yamasá es
inviable por su peligrosidad y los daños ambientales a corto y largo plazo que
puede provocar.
Sostienen que el impacto ambiental y económico de una presa de cola
en Yamasá "sería catastrófico, no solo para Monte Plata, sino para el Gran
Santo Domingo debido a las contaminación de los ecosistemas y sobre todo
del recurso agua".
El municipio de Yamasá ni ninguno de sus distritos municipales pueden
convertirse en el vertedero tóxico de la Barrick Gold ni de ninguna otra

empresa de explotación minera sostienen los expertos ambientalistas que
han expresado oposición a la presa.
La provincia Monte Plata está ubicada entres varias fallas activas que
atraviesan casi todo el territorio firme y algunas zonas marinas, lo que
evidencia una alta sismicidad con probabilidades de ocurrencia de
terremotos.
Esta presa de cola sería un peligro permanente para la demarcaciones
de Yamasá, Peralvillo, Don Juan Cevico, Sabana Grande de Boyá, Santo
Domingo y el Distrito Nacional”
Un colapso de la presa provocaría daños irreversibles al río Ozama e
Isabela, ya que todos los componentes tóxicos serían transportados por los
afluentes que pudieran llegar a la costa del mar Caribe, debido a la
desembocadura de los mismos en esa zona de la capital dominicana.

- Publicidad -

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Estas usando un bloqueador de anuncios!

Desactiva tu bloqueador de anuncios para poder leer nuestras informaciones. Gracias de antemano!