- Publicidad -
Opiniones

EL TRASTORNO DEL CAMBIO

En todos los procesos en que se avecina un cambio surgen trastornos sociales los cuales son los que inician la violencia en la clase desposeída y marginada de todas las sociedades, porque el mismo golpea a los más necesitados sin tomar en cuenta su calidad de vida y la consecuencia en su entorno social.

La antropología en cierta forma es la ciencia que estudia estos fenómenos en el ser humano; de igual manera estudia la violencia en la sociedad, la cual es el producto en que el hombre de las cavernas sin tener un desarrollo intelectual eficiente cometía actos de violencia; por cuanto a que la violencia es el producto de que el ser humano no tiene todavía sus problemas resueltos, mientras que estos partidos y gobiernos no buscan las soluciones a estos problemas del hombre desde su mismos origen y por ellos este mismo trastorno del cambio y de la misma naturaleza están acabando con el hombre y no en sí de la educación. Ya que, la violencia y la educación no son contrapuestas la una de la otra, porque han existidos seres humanos de un coeficiente intelectual muy elevado y los mismos como hombre suelen cometer actos de violencia, porque esto lo arrastra el hombre desde su mismo origen.

Por otro lado, por sus necesidades no resuelta en los servicios básicos de la sociedad, como lo son: la educación, la salud, el transporte, la canasta familia, su seguridad social, etc., son estos los que llevan a una sociedad a ser más violenta y no es por falta de educación.

Estos hechos los cuales están provocando a que una sociedad de la parte más marginadas y desposeídas sea una sociedad más golpeada y violenta por carecer la misma de los recursos básicos que se necesitan para vivir y desarrollarse en sociedad como tal.

La misma antropología es estudiada como un fenómeno social el cual estudia la violencia, ya sea esta por su amplia información etnológica o etnográfica la cual puede aportar acerca de las diversas formas de generación y expresión de la misma. En este aspecto el hombre viene siendo un desamparado de la sociedad en que vive y le rodea porque no tiene sus problemas resueltos, ya que estos lo viene arrastrando desde su formación en la sociedad.

El hombre es una víctima del mismo hombre y del medio donde se desarrolla, ya que el mismo hombre lo tiene sometido a las leyes de su voluntad.

Por eso, podemos entender y comprender que aquel hombre el cual este sometido a la autoridad de otro, en la antigua roma era el llamado aliení juris el cual es la persona sometido a la autoridad de otro. Por cuanto debemos conocer que en el derecho clásico hay cuatro potestades (Gayo 1.). I. La potestad del amo sobre el esclavo. 2. La patria potestad. 3. La manus, potestad del marido y 4. El mancipium, potestad especial de un libre sobre una persona libre. Bajo Justiniano la manus y el mancipum cayeron en desuso.

La violencia es el producto de una necesidad del ser humano por su subsistencia en una sociedad donde el hombre no tiene ninguna seguridad; por cuanto, a que la justicia la misma se convierte en una horca para esa clase social marginada que nada tienen.

Dicha clase social marginada es el producto de estos procesos llamado democracia los cuales no son más que empolladores de estallidos de protestas, de pobreza, de desigualdad y los mismos se convierten en un caldo cultivador de violencia en estos pueblos de américa. Y los mismos siempre terminan en estallidos de ingobernabilidad, como va a suceder en toda américa.

- Publicidad -

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 1 =

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba

Estas usando un bloqueador de anuncios!

Desactiva tu bloqueador de anuncios para poder leer nuestras informaciones. Gracias de antemano!