Presión social vive RD podría incidir en escogencia jueces de tribunales

Judiciales
Typography

Contrario al escenario para escoger a los miembros de la Junta Central Electoral, en donde debían levantar las manos 32 dirigentes políticos, en su mayoría del Partido de la Liberación Dominicana, en esta ocasión serán solo ocho quienes elegirán a los cinco integrantes del Tribunal Superior Electoral, y las plazas dejadas en la Suprema Corte de Justicia y el Tribunal Constitucional, descansando el mayor peso en la figura del Presidente de la República.

 

No pocos estiman que el escenario que vive el país, con la cadena de las llamadas “marchas verdes” en distintas provincias, cuyo principal reclamo es la lucha contra la corrupción y la impunidad, así como el pugilato interno en el partido de gobierno, podrían crear un ambiente de mayor intranquilidad social, si no se actúa con mesura a la hora de seleccionar a los nuevos jueces de las altas cortes.

Por solo una muestra, un destacado dirigente peledeísta declaró a EL PAIS DOMINICANO que “el contexto político social que vive el país no es el mejor en estos momentos”.

Profesionalidad, moralidad, imparcialidad, ética, confianza y transparencia, son las cualidades claves para el perfil que exigen la mayoría de sectores del país, al momento de evaluar a los aspirantes a llenar las plazas en los tribunales que confiere en estos momentos la Constitución dominicana.

El mayor énfasis recae en la composición  del Tribunal Superior Electoral, responsable de dirimir los conflictos internos de los partidos y agrupaciones políticas, así como los que se deriven de los procesos electorales, con un virtual consenso nacional de que todos los actuales jueces deben ser sustituidos.

Dirigentes de diferentes partidos y agrupaciones políticas, académicos, así como miembros de la Sociedad Civil, intervienen en el debate que este lunes tiene la campanada, al reunirse el Consejo Nacional de la Magistratura, en cuya composición el presidente Danilo Medina tiene la ventaja no solo de presidirlo sino, sobre todo, de contar con la mayoría de votos.

Composición del Consejo Nacional de la Magistratura de República Dominicana

El presidente de la República; el Presidente del Senado de la República; un senador o senadora escogido por el Senado que pertenezca a un partido o bloque de partidos diferente al del Presidente del Senado y que ostente la representación de la segunda mayoría; el Presidente de la Cámara de Diputados; un diputado o diputada escogido por la Cámara de Diputados que pertenezca a un partido o bloque de partidos diferente al del Presidente de la Cámara de Diputados y que ostente la representación de la segunda mayoría; el Presidente de la Suprema Corte de Justicia; un juez de la Suprema Corte de Justicia, y el Procurador General de la República.

Eduardo Estrella

Para el presidente del Partido Dominicanos por el Cambio (DXC), toda la ciudadanía demanda que el Consejo Nacional de la Magistratura elija de forma transparente, pública y en base a méritos a los nuevos integrantes de la Suprema Corte de Justicia y del Tribunal Superior Electoral.

Eduardo Estrella exhortó a los miembros del CNM a respetar la dedicación y el esfuerzo de los profesionales del derecho que han consagrado años a la formación académica y que tienen una hoja de servicio sin faltas dentro de la judicatura dominicana, los cuales deben ser los primeros en ser ponderados, de manera transparente y equitativa, para estas altas cortes.

“Es imperante que las vacantes de la Suprema Corte de Justicia y la renovación de esos tribunales sean llenadas por jueces de carrera, no por jueces hechos a la carrera, a los fines de garantizar la independencia, experiencia y calidad de la justicia”, señaló.

De acuerdo con el veterano político, es indispensable que el proceso sea legítimo y trasparente ante los ciudadanos, por lo que exigió que las evaluaciones de los aspirantes y las votaciones para seleccionar los magistrados sean televisadas, así  la ciudadanía podrá presenciar los criterios que los miembros del CNM tomarán en cuenta al momento de elegir los jueces.

“Que sepan los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), iniciando por el Presidente de la República, que hay un pueblo atento y vigilante que está esperando y demandando que se escojan jueces capaces y honestos, fuera de cualquier bandería política, para integrar el Tribunal Superior Electoral, que lleven la confianza, no solo a los partidos políticos, sino a todo el pueblo dominicano”, señaló.

Alejandro Abreu

En parecido tono se refirió el sociólogo y académico Alejandro Abreu, tras calificar como “una prueba de fuego para la institucionalidad democrática”, la próxima reunión del Consejo Nacional de la Magistratura. 

El exdirigente del Partido Revolucionario Dominicano dijo que los trabajos del CNM deben servir para restablecer la confianza en el sistema de justicia dominicano, en tanto de sus decisiones depende que la vida institucional se fortalezca en beneficio de un desarrollo económico y social más equitativo e incluyente.

A su juicio, la condición política necesaria para hacer esto posible depende de que la mayoría, con el presidente Danilo Medina a la cabeza, asuma la responsabilidad de no actuar poniendo en primer orden los intereses del grupo en el poder y promueva la elección de los mejores aspirantes, por su preparación jurídica y constitucional, al mismo tiempo que por su sensatez, equilibrio y vocación de servicio.

“La República Dominicana merece que quienes dirigen actúen como una “clase gobernante”, que le pone límite a su propio poder, para bien de la vida institucional del país”, sostuvo.

Melanio Paredes

Para este miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana, es importante que se afirme la institucionalidad en la escogencia de los integrantes del Tribunal Superior Electoral, los cuales deben estar revestidos de la mayor credibilidad pública.

El coordinador del Movimiento Más Democracia sostiene que los actuales jueces del TSE prácticamente fungieron como un tribunal en transición, por lo que, a su juicio, en la actualidad hay mejores condiciones para escoger un Tribunal Electoral libre de cualquier tipo de sospecha y que sus integrantes no tengan una militancia partidaria reconocida.

Según Paredes, ex Ministro de Educación en el gobierno de Leonel Fernández, hay una buena cantera de profesionales que en el pasado estuvieron ligados a la Junta Central Electoral, en donde podría encontrarse jueces que puedan hacer una labor encomiable e incuestionable.

El controvertido dirigente peledeísta consideró que todo lo que pueda hacerse en la composición de las altas cortes podría usarse en contra del presidente Danilo Medina, por lo que las decisiones del Consejo Nacional de la Magistratura deberán ser lo suficientemente ponderadas y equilibradas e “hilar fino” para evitar que se conviertan en un bumerán ante la convocatoria.

Franklin García Fermín

El exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo opinó que el Consejo Nacional de la Magistratura tiene una composición altamente política, con el agravante de que en esta ocasión el Partido de la Liberación Dominicana  (PLD) tiene un control mayoritario de los miembros, lo que puede deslegitimar la escogencia de los jueces que respondan al perfil que demanda el espíritu de la Constitución de la República y el interés general de que las Altas Cortes estén constituidas por personas capaces, honestas e independientes.

Al hablar para EL PAÍS DOMINICANO, García Fermín se refirió, especialmente, al Tribunal Superior Electoral (TSE), que tiene funciones jurisdiccionales ante los conflictos de carácter electorales o de los asuntos contenciosos de naturaleza electoral, el cual debe estar constituido por personas a las cuales no se le pueda vincular a intereses políticos partidarios.

Al pensar del académico y alto dirigente del Partido Revolucionario Moderno, “el ejemplo más evidente de un tribunal electoral parcializado es el actual Tribunal Superior Electoral  (TSE), constituido por cinco jueces pertenecientes cuatro de ellos al Partido de la Liberación Dominicana y el otro al aliado Partido Revolucionario Dominicano, en donde el cien por ciento de sus sentencias fueron dadas en perjuicio de los partidos de la oposición o de las personas contrarias al partido oficialista”.

Afirma, que corresponde hacer una escogencia democrática, por consenso y participativa, en la que la sociedad en conjunto opine y pueda dar su consentimiento, para bien de la democracia e institucionalidad del país.

Fidel Santana

A juicio del presidente del Frente Amplio,  la conformación de las altas cortes se produjo siguiendo una lógica de reparto de cúpulas, con el propósito de asegurar la impunidad y los intereses de los factores de poder que han constituido la mayoría de los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura.

El diputado representante de la izquierda dominicana en el Congreso afirma que atendiendo a la creciente presión social que reclama acciones judiciales contundentes contra los corruptos, entre los que, según dice, se señala a integrantes de las cúpulas de poder con capacidad de decisión en el Consejo de la Magistratura, es previsible que la selección de jueces que resulte, más que apegada al interés de fortalecer la independencia del Poder Judicial, estará orientada a apuntalar la subordinación de las Altas Cortes a los actores que los designan.

Para Fidel Santana, la selección de los integrantes del Tribunal Superior Electoral será un nuevo capítulo de impulso de las cúpulas a la dinámica de debilitamiento institucional, y sus integrantes serán representantes de los intereses de los grupos que decidan su selección y actuarán como lo han hecho, sirviendo a sus intereses; “por lo que nada diferente se puede esperar”.

Fulgencio Severino

De acuerdo con el presidente del movimiento político Patria para Todos, lo deseado para los dominicanos que creemos que todo tipo de crimen debe ser castigado es que el Consejo de la Magistratura seleccione jueces que hayan demostrado no tener amor por la opulencia, haber desarrollado acciones en beneficios de las personas sin interés de recibir recompensas y con alta calificación en el conocimiento de nuestras leyes penales y civiles.

Severino entiende que la corrupción ha penetrado todos los estamentos de la sociedad dominicana y que ese mal existe entre militantes de los partidos políticos y en la sociedad, por lo que es necesario que la filosofía de vida de los abogados y abogadas que sean seleccionados en las altas cortes sea cónsona con una persona de solvencia ética y moral.

Planteó que la preselección esté a disposición del conocimiento de la población para que pueda opinar en un periodo de tiempo determinado, dando testimonios de la conducta ética y moral de los aspirantes, “pues lo peor que pudiera pasar es que se continúe con un sistema de justicia corrompido en todas las instancias de este poder judicial, porque se seleccione personas que ética y moralmente no tengan calidad para impartir justicia”.

El destacado cardiólogo y dirigente político considera que el Partido de Liberación Dominicana tiene la oportunidad de mostrar una actitud diferente a la que ha tenido hasta este momento, y darle la satisfacción a la población de que los jueces no responden a los intereses del gobierno y de los grupos dominantes, sino a la ley.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS