ONU pide investigar a presidente filipino por asesinatos admitidos

Europa
Typography

Manila, 20 dic (PL) La ONU pidió hoy a la Justicia de Filipinas investigar al presidente Rodrigo Duterte por los crímenes que admitió haber cometido en el pasado y examinar el gran número de asesinatos extrajudiciales registrados durante la campaña contra las drogas.


La petición del organismo internacional surge después de que el mandatario reconociera en una entrevista, la semana pasada, que patrulló personalmente las calles de Davao en su motocicleta y mató a personas durante esos recorridos.
De acuerdo con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, las autoridades judiciales filipinas deben demostrar su compromiso de defender el estado de derecho y su independencia del Ejecutivo mediante el lanzamiento de una investigación de homicidio.
Específicamente, Duterte declaró en los recientes discursos que, como alcalde de la ciudad de Davao en 1988, mató a tres presuntos secuestradores durante un tiroteo en el cual fue respaldado por tres policías, a fin de dar un ejemplo a los efectivos del orden público.    Más tarde aclaró que no estaba seguro de si las balas de su rifle M16 mataron a los sospechosos.
De cualquier forma, es preciso aclarar que el presidente filipino acostumbra hablar de forma impetuosa, mientras muchos de sus comentarios luego son tachados de manipulación mediática por el propio mandatario o autoridades del país.
El funcionario de la ONU agregó que el hecho de que Duterte aliente a otros a seguir su ejemplo puede constituir una incitación a la violencia.
Expresó su preocupación por las garantías hechas por Duterte a los policías que cometan violaciones a los derechos humanos de que no serán procesados.
En la declaración emitida por su oficina, consideró que, en vista de estas circunstancias, sorprende que haya tan poca información sobre procesos abiertos a los que perpetran esas ejecuciones sumarias.
Según algunos sectores de la opinión pública, desde que asumió el cargo en junio, Duterte supervisa obsesivamente la campaña contra las drogas y el narcotráfico.
Sin embargo, no sólo el jefe de Estado es partidario de los operativos intensos desplegados por fuerzas policiales, sino que la gran mayoría de los funcionarios del Gobierno y los ciudadanos defienden la medida.
Duterte asumió la presidencia de su país a finales del pasado junio y se estima que desde entonces al menos seis mil 100 personas fueron asesinadas, sea por la policía, agentes de vigilancia o mercenarios.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
e-max.it: your social media marketing partner