Sugieren al Banco Central ofrecer cifras PIB provincial y regional RD

Economicas
Typography

Se desconoce aportes reales a la economía de ciudades y regiones
Santo Domingo.- Hasta el momento se desconoce cuáles son los aportes a la economía dominicana de provincias como Santiago, la Vega, San Juan de la Maguana, La Altagracia, entre otras, o de las regiones Norte, Sur y Este. Esos datos no aparecen en las estadísticas del Banco Central de la República Dominicana.


El domingo en la noche me encontré con mi colega y amigo, periodista Alex Jiménez, director del Periódico Primicias, junto a otros dos de sus amigos que me presentó y charlamos brevemente sobre el Producto Interno Bruto del país y las Cuentas Nacionales.
Planteaba a Alex que recibí con sorpresa la noticia de unos amigos que trabajan en el Banco Central,  en el sentido de que en esa entidad, más específicamente en Cuentas Nacionales, no se tenían las cifras o datos sobre el aporte de la provincia Santiago al Producto Interno Bruto, y que me sorprendía que a estas alturas, una institución tan meticulosa como esta no tuviera el PIB por provincias y por regiones, lo que permitiría a los gobiernos y al sector privado poder direccionar mejor  sus inversiones.
Y me preguntaba cómo es posible que no tengan el PIB por provincias y regiones y tengan el PIB global del país, a sabiendas que para contabilizarlo primero se tienen que tener los datos de los que produce cada provincia o región para luego hacer una sumatoria de todo los elementos que se usan para tener clara la cuenta del PIB en una economía determinada, en este caso la dominicana.
Mi colega me respondió también con sorpresa, y por la coincidencia de idea sobre este tema, que precisamente en la edición de este lunes saldría en Primicias, el periódico del cual es director, un trabajo profundo sobre las Cuentas Nacionales en la que se plantea ese tema, y así fue, y me ofreció la oportunidad para escribir sobre el tema y hacer la solicitud abierta al staff de economistas del Banco Central y a su jefe principal, Don Héctor Valdez Albizu, gobernador de esa institución.
En esencia, mi colega escribió en un extenso trabajo, consignando también mi preocupación, tal como conversamos el  pasado domingo en un encuentro fortuito en el Jumbo de la Luperón, lo siguiente: “El Banco Central debe medir con mayor amplitud el impacto empresarial en los empleos, el Producto Interno Bruto (PIB) por provincias y regiones”.
¿Pero que es el Producto Interno Bruto y cómo se mide este indicador? ¿Y que importancia tiene este para un país? Por simple definición, el PIB no es más que englobar los bienes y servicios que produce un país durante un espacio de tiempo determinado, que generalmente es de un año.
Pero esa sumatoria de los bienes y servicios finales que produce una economía, expresada en un precio monetario, se toma de las empresas dentro de un territorio nacional, sin importar sin son locales o extranjeras.
En este país, entonces, es necesario que los registros contables, es decir las informaciones que proporcionan las empresas y los consumidores, que luego son procesadas por organismos especializados, en este caso el Banco Central, puedan  mostrar los que producen,  ingresos y gastos de las provincias y regiones del país, que permitan comprender cómo ha sido el comportamiento económico de cada pueblo, provincia o región en determinado periodo.
La economía de República Dominicana crecerá 5.3 por ciento en 2017, el mayor crecimiento de toda la región, aseguró la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en un comunicado en el que actualizó al mes de abril las proyecciones de crecimiento de la actividad económica de la región. Son signos muy alentadores en un mundo que está a la expectativa de lo que pueda ocurrir con la economía en el entorno internacional.
La economía dominicana, pese al pesimismo existente, arrancó con buen pie. Inició este año su crecimiento con un 5.2% en los primeros tres meses, de acuerdo con un comunicado del Banco Central, lo que resulta consistente, según plantea esa misma institución, con las proyecciones del marco macroeconómico y de los organismos internacionales.
Este comportamiento de enero-marzo 2017, el BC lo explica principalmente por la evolución positiva, en términos de valor agregado real, de las actividades de Intermediación Financiera (8.5%), Agropecuario (7.5%), Construcción (7.2%), Hoteles, Bares y Restaurantes (6.6%), Manufactura Local (5.1%) y Comercio (5.0%).
Entonces, al leer estas cifras oficiales del Banco Central, uno se pregunta que si se pudo contabilizar, por ejemplo, el crecimiento agropecuario de un 7.5% en este primer trimestre, por qué no se sabe cuál fue el aporte de este reglón en las regiones Sur, Norte y  Este?
Pero también, ¿no me podrían explicar entonces cómo es la magia para llegar a un monto global, en este caso el crecimiento de la economía, sin conocer los datos individuales o particulares de todos los sectores de la economía?
 La pregunta queda planteada. Queremos conocer el PIB por provincias y regiones  de la República Dominicana y dejamos la respuesta al organismo técnico en la materia, que en este caso es el Banco Central.