17
Sat, Nov

Bajan GLP y las gasolinas , los demás combustibles mantienen sus precios

Combustibles
Typography

El galón de Gas Licuado de Petróleo bajó dos pesos para la venta durante la semana del 20 al 26 de octubre de 2018, la gasolina regular se redujo un peso, mientras los demás combustibles quedaron con los mismos precios de la semana que concluye.

Tras la disposición del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, la gasolina premium llega al público a RD$240.40 por galón, baja veinte centavos; la regular a RD$229.20, un peso menos, mientras que tanto el gasoil regular, que sigue a RD$193.80, como el óptimo que está RD$205.90, mantienen su mismo precio.

El avtur, a la venta a RD$153.90 por galón, el kerosene a RD$181.60, y el fuel oil RD$125.35, continúan a igual precio.

El Gas Licuado de Petróleo (GLP) baja dos pesos para venderse a RD$125.60 por galón, en tanto que el Gas Natural mantiene su precio de RD$28.97 por metro cúbico.

La tasa de cambio promediada es de RD$50.00, según sondeo realizado por el Banco Central.

 

Disminuyen precios internacionales

El petróleo WTI ha operado el jueves a 69,45 dólares el barril, perdiendo un - 0,82% (- 0,57 USD) frente a los 70,02 en el cierre del miércoles en Nueva York., WTI máximo intra día de 69,79 dólares, y mínimo intra día de 68,50 dólares.

Los precios del petróleo continuaron la tendencia a la baja durante una segunda sesión el jueves, luego de que los datos publicados un día antes mostraron una acumulación inesperadamente fuerte en las reservas de crudo de EE. UU., Mientras que las tensiones geopolíticas, la próxima fecha límite para las sanciones de EE. UU. A Irán y la continua preocupación por la producción Todos han sido factores involucrados en la reciente volatilidad del mercado.

La EIA dijo el miércoles que las reservas de crudo de Estados Unidos aumentaron en 6,5 millones de barriles la semana pasada, lo que marcó la cuarta semana consecutiva de aumentos. Las exportaciones cayeron a 1,8 millones de bpd. El aumento en los inventarios compensó un resbalón en la producción de crudo de EE. UU. De 300,000 bpd a 10.9 millones de bpd durante el mismo período después de que algunas de las instalaciones costa a fuera se cerraron por el huracán Michael.