16
Sun, Dec

Madre de dominicano esquizofrénico desaparecido en el Alto Manhattan pide a policía agilizar búsqueda

New York
Typography

NUEVA YORK._ La señora Ramona Ramos, madre del dominicano Rhony Ramos, quien sufre de esquizofrenia y está desaparecido desde hace seis días, cuando salió de su apartamento en la calle 175 y avenida Audubon en el Alto Manhattan, a su trabajo, pidió a la policía del cuartel 33 agilizar la búsqueda.

La señora Ramos, dijo que su hijo está sufriendo de depresión, mientras otros familiares y allegados a la familia, dijeron que también intentó suicidarse en dos ocasiones.

Ramos, de 30 años de edad, salió a eso de las 6:00 de la mañana, sin dejar rastro el jueves 30 de noviembre, y todavía no se ha comunicado con su madre, la hermana Elsa Franco ni otros parientes.

Tiene dos hijos de 7 y 9 años de edad y versiones sostienen que comenzó a deprimirse después de la muerte de su esposa, hace algún tiempo.

La familia, reconocida como muy trabajadora y dedicada, está recibiendo el apoyo de los comunitarios, quienes el sábado y bajo un intenso aguacero, se unieron a los familiares de Ramos en una vigilia en la esquina de la calle 175 y avenida Audubon, donde oraron por su reaparición, mostrando el afiche de búsqueda.

Los parientes dijeron que aunque las autoridades siempre esperan 72 horas, para oficializar una búsqueda, ellos se adelantaron y comenzaron a distribuir el afiche al día siguiente de la desaparición de Rhony.

“Quien no sabe la angustia y la desesperación que esta madre está sufriendo en este momento”, dijo la señora Ramos.

“Él se fue para su trabajo, lo vi por la ventana y cuando llegué a mi trabajo a la 1:30 de la tarde, lo llamé a ver si había llegado, pero no fue al trabajo”, señaló la madre.

Ramos, trabaja en una empresa de bienes raíces en la parte baja al Este de Manhattan (Lower East Side), desde hace varios años.

“Ya, a las 8:30 0 9:30 de la noche, nos pusimos en alerta, viendo que no aparecía”, relató la señora Ramos.

“Queremos que la policía nos deje saber algo, caminamos todos hasta el precinto en busca de información, porque no nos quieren dar informaciones”, dijo Elsa.

“Ellos no nos dicen nada”, agregó la hermana.

“Él tenía una fuerte depresión últimamente”, confirmó la madre.

Los afiches han sido desplegados en numerosos negocios y postes públicos del área, para pedir la ayuda de la comunidad, en tanto, la policía del cuartel 33, distribuyó su volante oficial desde ayer lunes.