16
Thu, Aug

Instituto Duartiano de NY llama a boicot contra desfile dominicano de este domingo por participación de grupos haitianos

New York
Typography

NUEVA YORK._ Mientras se celebraba anoche la tradicional recepción en Grace Mansion, la residencia del alcalde, previa a la celebración de la parada dominicana este domingo 12 de agosto en la Sexta Avenida de Manhattan, el Instituto Duartiano llamaba en conferencia de prensa a boicotear el desfile por la participación de grupos haitianos en la actividad.

El activista Miguel Estrella, presidente del instituto, acompañado por otros dirigentes, dijo que el llamado es una respuesta al deseo y rechazo de los comunitarios y que la entidad tampoco participará este año, para evitar eventuales choques entre dominicanos y los haitianos, sobre lo cual, la policía ha mostrado preocupación y reforzará la seguridad con cien agentes adicionales.

Estrella sostuvo que siendo el Instituto Duartiano, la organización que ha jugado el papel principal donde quiera que haya dominicanos y dominicanas, tiene la tutoría, el deber y la obligación de hacerles saber a todos los dominicanos, sobre cualquier información que tenga a mano, sobre lo que pueda atentar contra la integridad física y la imagen de la nación.

“Se nos informó que en el desfile, que se denomina Dominican Day Parade, se van a incorporar oficiales de dos gobiernos, el de Haití y funcionarios locales del ayuntamiento de Nueva York”, dijo Estrella.

“Pero la información confidencial y fidedigna que hemos recibido es la de que hay tener cuidado, porque al los dominicanos ver la presencia de esos oficiales haitianos en el desfile, podría crear fricción, la que podría desencadenar actos de violencia”, explicó.

“El plan es volver a tildar a la República Dominicana y sus nacionales de racistas y xenófobos. Entendiendo que tenemos una responsabilidad con el instituto y la comunidad, nos vimos en el deber de no callar esta importante y sensible información”, dijo Estrella.

Añadió que entre los promotores de la participación de los haitianos en el desfile, están el alcalde Bill de Blasio, el concejal de origen haitiano en el distrito 40 en Brooklyn, Matthew Eugene y otros representantes de la comunidad haitiana en Nueva York.

Dijo que el concejal haitiano habría dicho en una reunión que los haitianos se sienten acosados por los dominicanos y temía que pudiera haber fricciones violentas durante el desfile.

Estrella expresó que el instituto tiene sobradas razones para no estar presente en la parada, y es un deber de la entidad, informar y develar lo que se cierne contra la comunidad dominicana residente en Nueva York y las consecuencias que podrían originarse.

Preguntado si la directiva del desfile ha confirmado la participación de los haitianos, dijo que como presidente del instituto, trató de hacer contacto con la presidenta de la parada, María Khury, pero no recibió respuesta.

La conferencia de prensa, se tornó anárquica cuando numerosos presentes que no son periodistas, comenzaron a intervenir con críticas radicales y promoviendo partidos políticos y candidaturas.

Cuando una mujer comenzó a atacar frontalmente al PLD y el Gobierno del presidente Danilo Medina, la dirigente de esa organización y activista comunitaria, Ana Vargas se levantó y la enfrentó.

Los ánimos se caldearon y se originaron fuertes intercambios verbales, en tanto, el doctor Marino Guzmán, llamó a no politizar el evento so pena de apagarle el micrófono a quienes lo hicieran.

El llamado no fue obtemperado y parte de los enardecidos asistentes, insistían en continuar con sus discursos críticos y fuera del tema.

Otros, acusaron al congresista Adriano Espaillat, el concejal Ydanis Rodríguez, la senadora Marisol Alcántara y la asambleísta Carmen de la Rosa, de no defender la dominicanidad ante atropellos como ese y ponerse el lado del alcalde de Blasio, cuya esposa tiene sangre haitiana.

Los presentes reaccionaron más airados aún cuando reclamaron que el instituto debía llamar a la comunidad a un boicot a la parada, no asistiendo a la Sexta Avenida.

Estrella respondió que el instituto se debe a los comunitarios y por ello, se une al pedido de boicot.

La conferencia fue celebrada en el restaurante 809 de la calle Dickman en el Alto Manhattan.