20
Tue, Nov

¿Qué es la administración?

Opinion
Typography

El ser humano es el único ser vivo distinto a los animales inferiores, dotado de la cognición, que se manifiesta en demostrar que es el único que dotado de dicho atributo, crea sus propios instrumentos de sobrevivencia en concordancia con los procesos del universo físico. Creando un proceso invariante a lo largo de la existencia misma de la humanidad, que permite lograr que un ser finito, que nace, crece, se reproduce y muere, tenga una creación infinita, como es la existencia misma de la humanidad, es decir de su propia inmortalidad, y la cualidad mas excepcional es que lucha por que este proceso nunca se detenga, como una misión crucial de mantener la sobrevivencia de la humanidad como un todo.

Cuando se puede sobrevivir de manera momentánea, como si estaríamos en medio del mar, tratando de alcanzar el bote salvavidas, pero ese tipo de vida, de siempre estar al pelo de enfrentar la muerte, no tiene razón alguna de ser una condición natural, si, podemos estar en esos trances, pero necesitamos que la humanidad tenga una forma de vivir no momentánea, sino exitosa.

Vivir de manera exitosa, supone ciertas condiciones, que el ser humano debe ser autoconsciente de entenderlas para poder desarrollarlas.

Esta suposición debe resolverse a partir de saber cómo definimos al ser hombre, si creemos que un ser humano es igual a otro, en la concepción más humanista posible o si los seres humanos somos distintos.

Esto nos lleva a establecer la diferencia entre las dos corrientes filosóficas dominantes de los últimos casi 3 mil años, representada por Platón o la concepción humana o republicana del hombre, frente al designio oligárquico de Aristóteles, que separa a los hombres, como lo expresa en  La Política, que hay hombres que nacen para mandar y otros para obedecer, esta visión oligárquica pretende dominar todavía las relaciones económicas, políticas y sociales, en nuestro mundo de hoy.

La misma existencia de las aristocracias entrelazadas en instituciones casi eternas, que mantienen un poder casi omnímodo en el mundo, son la mejor expresión de lo que estoy planteando y que se expresa en forma tan excluyente con este nuevo imperio romano llamado globalización, donde un puñado de familias oligárquicas, en alianza con un grupo de burócratas, someten a la humanidad.

Cuando hay miles de millones de seres humanos marginados, y que supuestamente con este proceso deberían estar gozando de una vida mas digna, hay que rechazar cualquier supuesto doctrinario, que siga manteniendo este estado de cosas.

Esto de por si hace que se deba revisar todo lo que tenga que ver con este proceso de globalización y hacer de manera urgente los correctivos para que la lucha por el bien común reemplace  otra vez al utilitarismo. No puede haber administración exitosa cuando éste es el designo maléfico de la humanidad de hoy.

Si la institución del Estado Nacional, con más de 650 años de existencia, logro dar un salto de avance a la humanidad, pareciera como que otra vez las oligarquías nos llevaran hacia atrás, donde el 95 por ciento de los habitantes, vivían como ilotas o esclavos, y que un 5 por ciento de la población, básicamente de los funcionarios del régimen oligárquicos, disfrutaba de todos los privilegios para que mantengan el statu quo.

El proceso administrativo abarca todo el accionar humano, desde la tarea más sencilla, como resolver la forma de cocer un alimento, por decir algo, hasta la más complicada, o que se compone de una cantidad de tareas que pueden detener el mayor grado de dificultad, por ejemplo llevar un hombre a la luna, para construir una base para lanzar nuevos viajes a lo largo del universo.

La administración es inherente al desarrollo mismo de la humanidad, en la búsqueda perpetua de mejorar no solo la condición material de vida, sino crear condiciones para que el ser humano en cuanto ser distintos a los animales inferiores, tengan también la misión de hacer la vida misma mas humana.

Enrique A. Sánchez L.