15
Mon, Oct

EL LIBRO VIVE : Los mitos de Secundina Mesa Ortiz

Opinion
Typography

Podría inscribirse en la temática costumbrista la colección de relatos publicados por la escritora Secundina Mesa Ortiz, educadora de la provincia Monseñor Nouel, en los que rescata una serie de creencias arraigadas en el imaginario colectivo de los dominicanos, por lo que no pueden ser ajenos al investigador, muy especialmente a los profesionales de la conducta, y de la salud física y mental. Con Otros mitos de mi gente la autora da seguimiento a una entrega anterior, en la que recreó supuestos acontecimientos de “almas en pena, muertos que salen y apariciones, entre otros”.
Con prólogo del profesor Julián Morillo, los cuentos refieren supuestos pactos con el diablo, mitos sobre la menstruación, las brujas y los niños, el mal de ojos, la brujería o hechicería, mitos sobre embarazadas, la comezón en las manos, los indios en las aguas, los bacás, el vecino del caño, amor después de la muerte, las botijas y las ventas de los muertos. El libro trae un glosario con explicaciones semánticas de los términos regionales expresados por los personajes de las historietas.
“La profesora Secundina Mesa nació en un campo de Bonao, y eso le ofrece, no sólo en el entorno sociológico perfecto, incluidos los actores de esos procesos, sino además, una amplia experiencia, una cosmovisión, las herramientas lingüísticas para llevar al lector a vivir, como ella, el colorido del mundo mitológico plasmado en sus narraciones”, dice el prologuista.
Pese a que la ciencia no avala ninguno de los fenómenos descritos como hechos reales, tanto la psicología, la sociología y la antropología reconocen el efecto que tienen las creencias en el comportamiento humano, hasta el punto de que constituyen caldos de cultivo para las llamadas enfermedades psicosomáticas, que suelen curarse por la vía de la sugestión.
Al valor narrativo de la obra se suma la creación plástica del artista Raphy David Mesa Susana, con ilustraciones que podrían contribuir a que, como dice proponérselo la autora, los mitos no desaparezcan en la mentalidad de los jóvenes.