20
Thu, Sep

PEARL HARBOL, EL SACRIFICIO DE 2,403 NORTEAMERICANOS

Opinion
Typography

El día siete de diciembre del año 1941, hacen 77 años los aviones de Japón atacaron la base militar de Estados Unidos en la isla de Oahu, en Hawai, cambiando el curso que hasta entonces había tenido la Segunda Guerra Mundial, iniciada en 1939.
Aunque las aeronaves de Japón aparecieron en los radares de las tropas norteamericanas, estas no hicieron nada para contrarrestar la acción, lo que luego se entendió como una acción deliberada, que diera el pretexto para Estados Unidos Intervenir en la guerra, de la cual se había mantenido al margen.
Los aviones japoneses comenzaron a lanzar bombas en una acción destructiva que terminó con la vida de dos mil 403 estadounidenses, y mil 282 resultaron heridos, Pearl Harbor, era el centro de operaciones de la armada americana en el océano Pacifico desde el año 1940.
Se dice que la primera escuadra de aviones era de 183, la segunda de 167, además de varios submarinos que atacaron con torpedos a las tropas norteamericanas, que al final perdieron 103 aviones y otros 159 con daños considerables.
Al otro día, 8 de diciembre Franklin Delano Roosevelt declaró la guerra a Japón, Alemania que estaba del lado de Japón declaró la guerra a Estados Unidos, lo que cambio el curso de los acontecimientos.
Esta situación fue aprovecha por Estados Unidos para iniciar los campos de concentración y llevar a ellos a más de 120 mil descendientes de nipones a partir de 1941 sin juicio previo.
Las acusaciones de que fueron objetos los descendientes japoneses eran sabotajes y espionajes en la costa Oeste, pero en 1980, los documentos desclasificados indicaban que las mismas carecían de fundamento, pero había que justificar lo que iba a pasar.
De los 120 mil 313 descendientes nipones americanos que fueron encarcelados, muchos murieron a manos del ejército, mil 862 fallecieron por diversas causas y dos mil 355 se alistaron en la milicia para ir a combatir al pacifico y cuatro mil 724 fueron deportados a Japón.
Lo que sí admiten los norteamericanos es que ellos detectaron los códigos japoneses, pero no los pudieron descifrar, sin embargo otros opinan que ciertamente tenían todo el conocimiento, pero permitieron el ataque para tenerlo como pretexto para entrar en la guerra.
De hecho, se dice que el mensaje enviado por Tokio el seis de diciembre a su embajada en Washington, llevaba instrucciones de lo que iba a ocurrir, y era conocido por la inteligencia norteamericana, pero no hizo nada para evitarlo.
El argumento de los norteamericanos es simple, que su unidad de descodificación tenía un déficit de personal, y que la misma no tenía prestigio y su trabajo era irrelevante.
Otro de los argumentos de los comandantes norteamericanos era que, el Alto Mando naval había retirado sus portaviones de la base como forma de protegerlos, dejando en Honolulu los barcos obsoletos, lo que para otros es evidencia de que ellos sabían lo del ataque.
Cuando se produjo el ataque a Pearl Harbor, el siete de diciembre de 1941 de los tres portaviones que la Marina tenía en el Pacífico, uno estaba llegando a San Diego, tras dos semanas de reparación y de los dos activos, uno estaba entregando aviones a los marines en la Isla de Midway, mientras el otro realizaba una misión igual en la Isla de Wake.
Los entendidos en estos temas expresan que si la Marina hubiese querido proteger a sus portaviones, no debió enviarlo al oeste, justo en el camino de las flotas de Japón.
Estas embarcaciones viajaban sin escolta, fuera de Pearl Harbor, hacia un lugar más peligroso, y el deber era como correspondía, darle protección, lo que nunca hicieron.
Aunque Franklin Delano Roosevelt había prometido a los norteamericanos, que sus hijos no irían la guerra, estaba convencido de que eso no era verdad y que solo era cosa de esperar.
Estados Unidos siempre estuvo preparado para ir a la guerra, tomando en cuenta lo que esto significa desde el punto de vista económico, y como siempre estaba dispuesto a sacrificar a 2,403 de sus militares.
Franklin Delano Roosevelt era paralitico, pues fue afectado por la enfermedad del Polio y desempeñó sus funciones como presidente asistido por silla de Ruedas, murió el 12 de abril del año 1945 y a su muerte asumió como presidente el vicepresidente Harry S. Truman, quien continuaría actuando en la guerra hasta hacer rendir a Japón con la Bomba Atómica sobre Hiroshima y Nagasaki, los días seis y nueve de noviembre del año 1945.