17
Mon, Dec

DOMINICANA LIMPIA DA SUS PRIMEROS PASOS

Opinion
Typography

Hace escasas semanas, durante un encuentro en el Palacio Nacional, se anunció el inicio de un vasto plan nacional denominado “Dominicana Limpia” destinado a sustituir todos los vertederos a cielo abierto que existen en el país por modernos rellenos sanitarios.

No es aventurado afirmar que fue la aguda crisis sanitaria creada por la empresa Lajún, entonces operadora del vertedero de Duquesa, la que aceleró la puesta en práctica de este amplio plan sanitario a desarrollar en varias etapas de aquí al 2020, en que se espera esté concluido. 

En su ejecución, jugarán un papel de suma importancia la dirección de Programas Especiales de la Presidencia, a cargo de Domingo Contreras, quien dispone de una larga experiencia sobre el tema y de la Liga Municipal Dominicana, que encabeza el ingeniero Johnny Jones.  Pero su trabajo contará igualmente con la participación de las autoridades locales en la medida en que se vaya realizando gradualmente en los distintos municipios.  

Para la implementación de “Dominicana Limpia” se han asignado fondos por mil 652 millones 700 mil pesos. De esa suma, se ha programado un desembolso de 940 millones para lo que resta de este año, parte de los cuales ha sido destinada a la adquisición de equipos pesados, compra de camiones recolectores y construcción de centros de acopio y estaciones de transferencia.

Ha sido un corto trecho el que ha mediado entre el anuncio y los primeros pasos que ya han comenzado a darse con el anuncio del cierre técnico de los ocho mayores vertederos del país.  Como es natural, incluye a Duquesa que es como especie de una purulenta llaga abierta en el corazón del Gran Santo Domingo. Para este, se cuenta con un aporte ya aprobado del Banco Interamericano de Desarrollo de 800 mil dólares que incluye el diseño, la operación y nueva infraestructura.   Los otros municipios que abarcará esta primera etapa son Azua, Santiago de los Caballeros, Moca, San Francisco de Macorís, San Felipe de Puerto Plata, Santo Domingo Este, Villa Altagracia y el distrito municipal de Verón, en Higüey.

La ejecución de “Dominicana Limpia” es de tanta importancia en el orden sanitario, como  ha sido el eficiente sistema del 9-1-1 en los valiosos servicios de asistencia que ha estado prestando desde sus inicios.   Eliminar todos los vertederos a cielo abierto para sustituirlos por modernos rellenos sanitarios representará eliminar esos focos de contaminación repartidos en todo el país que constituyen además potenciales riesgos para la salud de la población.   Pero, además, permitirá hacer de la basura una importante fuente de ingresos a través del reciclaje.

Ahora bien, y es necesario hacer insistencia en este punto crucial: para que “Dominicana Limpia” pueda cumplir sus permanentes objetivos de saneamiento mediante una disposición adecuada y aprovechamiento de los miles de toneladas de basura que producimos a diario, será indispensable fomentar una sólida conciencia de cooperación ciudadana, mediante una intensa campaña educativa, complementada con la aplicación de sanciones ejemplares a los infractores. 

A fin de cuentas, es conveniente recordar una vez más que la basura no cae del cielo como el bíblico maná.  Somos nosotros, los ciudadanos, los que la producimos, y por consiguiente también responsables de contribuir al éxito de este indudablemente valioso plan de sanidad pública.

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.